16.5 C
Bruselas
Viernes, septiembre 30, 2022

Judíos en Irán observan libremente su religión, dice líder comunal

EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD: Las informaciones y opiniones reproducidas en los artículos son propias de quienes las expresan y es de su exclusiva responsabilidad. La publicación en The European Times no significa automáticamente la aprobación de la opinión, sino el derecho a expresarla.

Redacción
Redacciónhttps://www.europeantimes.news
The European Times News tiene como objetivo cubrir noticias importantes para aumentar la conciencia de los ciudadanos de toda Europa geográfica.

Más del autor

Contrariamente a la creencia común, los judíos que viven en Irán encuentra más fácil practicar su religión hoy que antes de la Revolución Islámica de 1979, según un antiguo líder de la comunidad judía de Teherán.
Hablando en vivo a través de Zoom el domingo, Shushan Purim, desde la tierra de la reina Ester y la Meguilá, Arash Abaie, ingeniero civil y destacado educador, cantor, lector de Torá y erudito judío, explicó por qué cree que los judíos que viven en el país han intensificado su observancia religiosa en las últimas cuatro décadas.
Abaie dijo que la República Islámica, con su profundo compromiso con la ley religiosa, interactúa mejor con los ciudadanos, incluidos cristianos y judíos, que son observantes. Dijo que los musulmanes respetan a los judíos que oran regularmente, ayunan, se abstienen de ciertos alimentos y creen en el Mesías.
“Buscan puntos en común” con el Islam, dijo, “y esto conduce a una existencia pacífica”.
La rara entrevista, realizada por el rabino Jacob J. Schacter, fue patrocinada por el Centro para el Futuro Judío de la Universidad Yeshiva, donde Schacter es académico principal. También es profesor universitario de historia y pensamiento judío en YU.
El rabino explicó desde el principio que conoció a Abaie en una conferencia internacional hace 18 años en Suecia patrocinada por la Fundación Memorial para la Cultura Judía con sede en Estados Unidos. Schacter quedó impresionado con el profundo conocimiento de Abaie sobre los textos judíos y dijo que “en una clase que estaba dando sobre Talmud, su conocimiento de incluso las referencias más oscuras que hice fue sobresaliente”.

Esto condujo a conversaciones entre los dos hombres durante la conferencia y a que se mantuvieran en contacto a lo largo de los años.
El programa de 50 minutos del domingo se centró en cómo es la vida judía hoy en día en la antigua Persia. El contexto tácito de la discusión fue que la comunidad judía más grande del mundo musulmán puede vivir en paz siempre que sus miembros se mantengan alejados de la participación política o muestren apoyo a Israel.
Poco después de la revolución del 79, varios judíos iraníes fueron acusados ​​de espiar para Israel y ejecutados. En un esfuerzo por estabilizar las relaciones con la comunidad judía, el líder supremo de Irán, el ayatolá Jomeini, proclamó: “Reconocemos a nuestros judíos como separados de esos sionistas impíos”. Sin embargo, 30,000 judíos se fueron a los pocos meses de la revolución.
La declaración de Khomeini no se ha olvidado, y la población judía de Irán ha logrado en gran medida navegar por las complejidades de una situación que les permite el estatus de minoría oficial, un escaño permanente en el parlamento y la libertad de practicar su religión a cambio de evitar el sionismo.
Abaie señaló que, históricamente, los judíos estaban protegidos en Persia, aunque eran tratados como inferiores a la mayoría musulmana. Describió una especie de paz incómoda, pero reconoció que a lo largo de los siglos hubo “períodos de conflicto”.
No dio más detalles sobre las tensiones actuales, aunque Irán considera a Israel su enemigo.
Abaie explicó que los judíos observantes son respetados en la sociedad musulmana como la Gente del Libro. (Las Biblias judía y cristiana se consideran libros sagrados y forman parte de la doctrina islámica de la revelación progresiva; las narraciones de Moisés y Jesús conducen a la historia de Mahoma, el último profeta divino, según el Corán).
Como casi todos los judíos que quedan en el país, Abaie nació en Irán, al igual que sus padres, abuelos y antepasados ​​que se remontan a “la época de Mardoqueo y Ester”.
Los judíos iraníes creen que los restos de los héroes de la historia de Purim descansan uno al lado del otro en un lugar de oración pequeño e inmaculadamente mantenido en Hamadan, a unas seis horas en automóvil desde Teherán. Declaradas Patrimonio de la Humanidad por el gobierno iraní en 2008, las tumbas son visitadas cada año en Purim por muchos judíos.
Debido a COVID, el sitio está cerrado temporalmente.
Según Abaie, alrededor de 10,000 judíos viven hoy en Irán, frente a los 100,000 antes de la revolución. Se cree que la mayoría son demasiado pobres para considerar irse o creen que tendrían menos seguridad financiera si dejaran el país.
Abaie, quien editó un diccionario persa-hebreo y publica un volante semanal de porciones de la Torá en la sinagoga, habló con orgullo de cómo a los miembros de la comunidad judía se les permite mantener una vida religiosa activa y sólida, con sinagogas, organizaciones juveniles, kosher instalaciones y cuatro escuelas judías.
Además, el gobierno requiere que los estudiantes judíos que asisten a la escuela pública dediquen de dos a cuatro horas a la semana a estudios religiosos administrados por la comunidad judía.
Después de la entrevista, Schacter le dijo a The Jewish Week que estaba agradecido por “la extraordinaria oportunidad de escuchar a Arash describir de primera mano cómo, aunque la comunidad judía se está reduciendo, su vida religiosa parece bastante sólida”.
Hubo algunos momentos de ansiedad durante la transmisión en vivo cuando, justo después de ser presentado a la audiencia, Abaie desapareció de la pantalla. Pero pronto regresó, indicando que el problema era solo técnico.

- Publicidad -
- CONTENIDO EXCLUSIVO -punto_img
- Publicidad -
- Publicidad - punto_img

Debe leer

Últimos artículos