24.9 C
Bruselas
Lunes, junio 24, 2024
Gastronomía4 razones por las que el vino tinto ya no es saludable

4 razones por las que el vino tinto ya no es saludable

EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD: Las informaciones y opiniones reproducidas en los artículos son propias de quienes las expresan y es de su exclusiva responsabilidad. Publicación en The European Times no significa automáticamente la aprobación de la opinión, sino el derecho a expresarla.

DESCARGO DE RESPONSABILIDAD TRADUCCIONES: Todos los artículos de este sitio se publican en inglés. Las versiones traducidas se realizan a través de un proceso automatizado conocido como traducción neuronal. En caso de duda, consulte siempre el artículo original. Gracias por entender.

Gastón de Persigny
Gastón de Persigny
Gaston de Persigny - Reportero en The European Times Noticias

Los científicos y médicos llevan años considerando que el vino tinto es saludable. Un estudio relacionó el consumo moderado de alcohol (definido como una bebida o menos por día para las mujeres y dos o menos por día para los hombres) con una tasa de mortalidad por enfermedades cardíacas entre un 30% y un 40% menor en los bebedores en comparación con los no bebedores, informa Forbes.

El vino tinto se ha vuelto saludable porque no sólo contiene alcohol, sino también los antioxidantes de la piel de la uva que mejoran la salud. Un poderoso antioxidante es el resveratrol, que repara los vasos sanguíneos dañados, previene los coágulos sanguíneos y reduce la inflamación. Esto ha llevado a los expertos a recomendar el vino tinto con moderación para obtener beneficios para la salud. Las ventas de vino han crecido enormemente desde la década de 1990.

Ahora pensamos diferente. Los bebedores moderados viven más tiempo en promedio, pero no porque beban alcohol. Esto se debe a que tienden a ser más saludables: más activos, más educados y comen mejor comida. Las primeras investigaciones nos llevaron a creer que el consumo moderado era saludable. Pero aquí hay cuatro razones por las que no deberías considerar el vino tinto como saludable, incluso si bebes menos de un vaso al día.

1. El consumo moderado de alcohol se asocia con una salud cardiovascular peor, no mejor. Un estudio de 2022 en JAMA Network Open analizó a 371,463 personas en el Reino Unido y descubrió que el consumo moderado de alcohol se asociaba con un riesgo 1.3 veces mayor de presión arterial alta y un riesgo 1.4 veces mayor. de enfermedad coronaria. El estudio tuvo en cuenta la predisposición genética de una persona al consumo de alcohol, lo que ayudó a superar algunas limitaciones de investigaciones anteriores.

2. El consumo de alcohol aumenta el riesgo de cáncer incluso con un consumo moderado El alcohol es un carcinógeno conocido que representa el 6% de todos los cánceres y el 4% de las muertes por cáncer, lo que representa 75,000 casos de cáncer y 19,000 muertes anualmente en los EE. UU. El alcohol aumenta el estrés oxidativo y los productos metabólicos del alcohol, concretamente el acetaldehído, dañan el ADN del hígado. También daña directamente el ADN de las células de la boca y la garganta, aumentando significativamente el riesgo de cáncer de mama incluso con un consumo moderado. Las mujeres que beben tres bebidas alcohólicas a la semana tienen un 15% más de riesgo de cáncer de mama que aquellas que no beben nada.

3. La calidad del sueño empeora con el alcohol El alcohol es un sedante. Te ayuda a conciliar el sueño más rápido. Pero esto afecta negativamente la calidad de tu sueño. Esto suele notarse incluso después de unos cuantos tragos. Un estudio de 4,098 finlandeses encontró que el alcohol aumentaba las respuestas al estrés y perjudicaba la recuperación durante las primeras tres horas de sueño. Además de la resaca, dormir mal hace que estés menos alerta al día siguiente.

4. Se necesitará una cantidad mortal de vino tinto para beneficiarse de sus antioxidantes El vino tinto contiene resveratrol. Pero no contiene suficiente cantidad como para afectar significativamente su salud. Un estudio midió la cantidad de resveratrol que el cuerpo absorbe a partir de un vaso de alcohol, así como otros dos polifenoles (catequina y quercetina) que tienen efectos positivos para la salud. Se descubrió que las concentraciones sanguíneas de los tres eran demasiado bajas para ser beneficiosas. Para drogarse lo suficiente, es necesario beber una gran cantidad (de hecho, galones).

Foto de Ion Ceban @ionelceban: https://www.pexels.com/photo/close-up-photo-of-brown-labeled-bottles-2580989/

- Publicidad -

Más del autor

- CONTENIDO EXCLUSIVO -punto_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -punto_img
- Publicidad -

Debe leer

Últimos artículos

- Publicidad -