18.9 C
Bruselas
Domingo, junio 16, 2024
ReligiónFORBHuyendo de Jordania a Grecia por su cambio de religión

Huyendo de Jordania a Grecia por su cambio de religión

EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD: Las informaciones y opiniones reproducidas en los artículos son propias de quienes las expresan y es de su exclusiva responsabilidad. Publicación en The European Times no significa automáticamente la aprobación de la opinión, sino el derecho a expresarla.

DESCARGO DE RESPONSABILIDAD TRADUCCIONES: Todos los artículos de este sitio se publican en inglés. Las versiones traducidas se realizan a través de un proceso automatizado conocido como traducción neuronal. En caso de duda, consulte siempre el artículo original. Gracias por entender.

Willy Fautre
Willy Fautrehttps://www.hrwf.eu
Willy Fautré, ex encargado de misión en el Gabinete del Ministerio de Educación belga y en el Parlamento belga. Él es el director de Human Rights Without Frontiers (HRWF), ONG con sede en Bruselas que fundó en diciembre de 1988. Su organización defiende los derechos humanos en general con especial atención a las minorías étnicas y religiosas, la libertad de expresión, los derechos de las mujeres y las personas LGBT. HRWF es independiente de cualquier movimiento político y religión. Fautré ha llevado a cabo misiones de investigación sobre derechos humanos en más de 25 países, incluidas regiones peligrosas como Irak, la Nicaragua sandinista o los territorios maoístas de Nepal. Es profesor en universidades en el campo de los derechos humanos. Ha publicado numerosos artículos en revistas universitarias sobre las relaciones entre el Estado y las religiones. Es miembro del Club de Prensa de Bruselas. Es un defensor de los derechos humanos en la ONU, el Parlamento Europeo y la OSCE.

Ha pasado casi un año desde que Basir Al Sqour, un ex militar del ejército jordano de 47 años con rango de “mayor”, tuvo que abandonar apresuradamente su país debido a su cambio de religión y la consiguiente persecución. debido a su elección. Logró llegar a Grecia en noviembre de 2023, donde dos meses antes habían llegado su hermano Omar y su esposa. Todos ellos han encontrado provisionalmente un refugio seguro pero frágil en ese país donde han solicitado asilo.

Un inquietante cambio de religión en Jordania

Basir Al Squour era un musulmán sunita, pero en 2015 descubrió y se unió a un nuevo movimiento religioso que tiene sus raíces en el Islam duodécimo chiita: la Religión Ahmadí de la Paz y la Luz. Un caso así podría compararse con el de un católico que se convierte a un grupo protestante marginal, como los adventistas o los testigos de Jehová. Esto pasaría desapercibido y sin consecuencias perjudiciales en cualquier país con una población mayoritariamente cristiana. No en Jordania, donde la jerarquía militar, los principales eruditos religiosos, las autoridades civiles y la población musulmana lo consideraban un hereje.

La Religión Ahmadi de Paz y Luz, un movimiento musulmán liberal

La Ahmadi Religión de Paz y Luz apareció en 1999 en el caótico Irak post-Saddam y pronto se expandió a otros países con poblaciones mayoritarias suníes o chiítas. Esta comunidad musulmana no debe confundirse con la Comunidad Ahmadía fundada en el siglo XIX por Mirza Ghulam Ahmad en un contexto sunita.

La Religión Ahmadí de Paz y Luz es una comunidad muy pequeña en Jordania. Como se les considera herejes, enfrentan desafíos continuos, incluido el acoso de las autoridades, amenazas de violencia y exclusión social debido a sus creencias divergentes de los puntos de vista ortodoxos tradicionales. Sus seguidores creen que la verdadera Kaaba no está en La Meca (sino en Petra, Jordania), que todos los profetas a lo largo de la historia del Islam cometieron errores, que no son necesarios horarios fijos para las oraciones, que el Ramadán es en diciembre, que no se deben usar velos ser obligatorio para las mujeres, que el alcohol se pueda beber libre pero moderadamente. Aceptan a personas LGBTQ en su comunidad y creen que no deben ser estigmatizadas ni perseguidas.

Algunos puntos del marco legal sobre la religión

El gobierno de Estados Unidos estima que la población es de 10.9 millones (estimación de mediados de 2020). Según estimaciones del gobierno estadounidense, los musulmanes, prácticamente todos suníes, constituyen el 97.2 por ciento de la población. 

La Constitución declara al Islam “la religión del Estado”, pero salvaguarda “el libre ejercicio de todas las formas de culto y ritos religiosos”, siempre que sean coherentes con el orden público y la moralidad. Estipula que no habrá discriminación en los derechos y deberes de los ciudadanos por motivos de religión y establece que el Rey debe ser musulmán. 

El Código Penal jordano incluye disposiciones que tipifican como delito la difamación de la religión, la monarquía y otras instituciones. El artículo 273 del Código Penal de Jordania, por ejemplo, tipifica como delito el “desacato a cualquiera de los Profetas” con penas de prisión de hasta tres años. Esto incluye atribuirles cualquier error. El artículo 278 tipifica como delito “la publicación de cualquier cosa que insulte los sentimientos religiosos o las creencias religiosas de otras personas”. Esto se extiende a la publicación de libros que violen las normas y valores públicos, sean religiosos ofensivos o insulten al Rey. Además, el artículo 274 del Código Penal jordano tipifica como delito comer o beber en público durante el mes de Ramadán con penas de prisión de hasta un mes y una multa.

La escalada de la persecución estatal y social a la religión áhmadi

No sorprende que las autoridades jordanas lanzaran una campaña despiadada para acabar con la fe y reprimir a sus miembros. En 2020, las autoridades jordanas llegaron incluso a cerrar el canal satelital de la comunidad religiosa, que transmitía a cientos de miles de hogares en la región MENA. Inicialmente las autoridades censuraron cualquier material que hablara negativamente sobre Jordania. Luego, el gobierno jordano hizo una solicitud oficial a la compañía de satélites, logrando cerrar completamente el canal y sacarlo del aire.

Dentro de Jordania, la represión fue aún más severa, con acoso, ostracismo social y ataques violentos contra los hogares de los seguidores de la religión áhmadi. La familia de Basir, por ejemplo, informó que la habían llamado “apóstatas impuros” y sus familiares se negaron a entrar en sus casas o a comer y beber con ellos. Sin embargo, las cosas empeoraron aún más cuando un día la familia extendida de Basir atacó su casa. Llegaron con palos e incluso dispararon contra la casa. Según su pensamiento, estaba permitido matarlo ya que era un “murtad” (un apóstata).

La escalada de la persecución contra Basir Al Sqour

Basir Al Sqour se graduó en el King Hussein's Air College como piloto de combate. Cuando se supo que era partidario de la Religión Áhmadi de Paz y Luz, comenzó la persecución.

Fue sometido a continuas investigaciones porque no había lugar para un hereje en el ejército del Reino Hachemita de Jordania.

A mediados de 2017, el comandante de su unidad lo citó urgentemente a la oficina de inteligencia militar. Pensó que sería solo una investigación de rutina sobre su cambio de religión, pero esta vez fue diferente. Los agentes de la investigación lo amenazaron con enfrentarse a un juicio militar bajo graves cargos, incluidos apostasía y traición, si no renunciaba a su puesto en el ejército o se retractaba de su nueva afiliación religiosa. Preocupado por la seguridad de su familia, decidió dimitir después de una carrera militar de 18 años, perdiendo todos sus beneficios y derechos de jubilación.

Un refugio seguro provisional pero frágil en Grecia

Toda la familia de Basir se encuentra ahora repartida por varios países europeos.

Por el momento, Basir se encuentra en Grecia con sus dos hermanos, Omar y Ahmed, y con la esposa de Omar, Wala. Todos han solicitado asilo en Grecia. Basir y Omar esperan la decisión de las autoridades.

Por la principal razón fundamental –herejía debido a sus doctrinas y prácticas teológicas divergentes– la Religión Ahmadí de Paz y Luz y sus seguidores son perseguidos en un buen número de países con poblaciones de mayoría musulmana: Argelia, Azerbaiyán, Irán, Irak, Malaysia, Tailandia, Turquía... 

- Publicidad -

Más del autor

- CONTENIDO EXCLUSIVO -punto_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -punto_img
- Publicidad -

Debe leer

Últimos artículos

- Publicidad -