2.1 C
Bruselas
Sábado, diciembre 3, 2022

'Frailes franciscanos administran a los cristianos sirios en la zona yihadista de Idlib'

EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD: Las informaciones y opiniones reproducidas en los artículos son propias de quienes las expresan y es de su exclusiva responsabilidad. La publicación en The European Times no significa automáticamente la aprobación de la opinión, sino el derecho a expresarla.

Más del autor

(Foto: © ACNUR)Mujeres y niños sirios recientemente desplazados del este de Alepo se refugian en la cercana zona industrial de Al-Mahalij a finales de 2016.

Dos frailes franciscanos son el único clero que queda en Idlib, Siria, y los detalles de sus vidas ministrando en uno de los últimos bastiones del gobierno yihadista en el país, incluida la amenaza diaria de ser asesinados, torturados o atacados, son revelados por un grupo católico de ayuda. .

Relacionado:
  • Después de los ataques en Nigeria, Siria, Somalia y Estados Unidos, el líder de las iglesias mundiales pide el fin de la violencia
  • Asociación Evangélica Mundial profundamente preocupada por el sufrimiento de personas vulnerables, incluidos cristianos, en la frontera entre Siria y Turquía
  • La iglesia iraquí anteriormente desfigurada por ISIS se vuelve a dedicar cuando el grupo tiránico muestra signos de agitación nuevamente
  • Señales del resurgimiento de la era nazi de la década de 1930 en Europa: advertencia del asistente de la ONU
  • El príncipe Carlos elogia el papel inspirador de los cristianos en el Medio Oriente
  • En Kazajstán, los líderes religiosos mundiales acuerdan que las religiones deben usarse para la paz y la resolución de conflictos.
  • La fotografía participativa empodera a los jóvenes sirios como constructores de paz; lanzado por el organismo de migración católica
  • El patriarca ortodoxo condena la agresión occidental en Siria, hablando en una reunión en Colombia
  • El Papa Francisco y el Consejo Mundial de Iglesias reiteran el llamado a una solución política para Siria
  • En Pascua Urbi et Orbi, el Papa Francisco reza por el "fin rápido" de la guerra sangrienta en Siria y la paz en Tierra Santa
  • Luces rojas para iluminar el Coliseo de Roma por los cristianos perseguidos

El Padre Firas Lutfi, Custodio de la Provincia de San Pablo para los Franciscanos de Siria, Líbano y Jordania, dijo a la organización benéfica católica Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN) que los frailes se quedaban para ayudar a los cristianos que sufrían una extrema persecución.

“Su sufrimiento comenzó hace una década. Cuando la guerra en Siria comenzó a estallar en diferentes áreas del país, los grupos militantes tomaron el control de esa región y la proclamaron un estado islámico”, dijo Lutfi.

Tiene experiencia de primera mano en el conflicto sirio al haber vivido en Alepo durante la guerra que se ha prolongado durante casi 10 años.

“Confiscaron las propiedades de los cristianos, impusieron la Shari'a islámica a todos los no musulmanes, les quitaron el derecho a moverse libremente en sus propias aldeas, obligaron a las mujeres a usar el velo.

“Destruyeron e impidieron cualquier símbolo cristiano aparente, como las cruces sobre las iglesias y los cementerios”, dijo Lufti, quien es miembro de la Custodia de Tierra Santa con sede en Jersulalem.

El padre Hanna Jallouf, de 67 años, y el padre Luai Bsharat, de 40, son los frailes que sirven a 300 familias cristianas en las aldeas de Knayeh y Yacoubieh en la provincia de Idlib, cerca de la frontera de Turquía con el oeste de Siria en la provincia de Idlib.

La región todavía está controlada por grupos yihadistas internacionales, incluida una rama de Daesh, que también se conoce como ISIS.

PERSEGUIDOS POR EXTREMISTAS

Lutfi dijo: “Esos extremistas a menudo han perseguido, atacado, golpeado, torturado e incluso asesinado a algunos de nuestros hermanos y hermanas.

“En particular, el padre Francois Murad, quien fue decapitado en 2013, y recientemente, una maestra fue violada y asesinada violentamente en Yacoubieh.

“Los cristianos en estas regiones enfrentan persecución absoluta, miedo, violencia, peligro, muerte, terrorismo y ocultación de su fe y opinión”.

Lutfi señaló: “La presencia de los franciscanos es un signo de esperanza en medio de la oscuridad y la desesperanza”.

Agregó: “A pesar de las dificultades diarias y las miserias insoportables, el Padre Luai Bsharat y el Padre Hanna Jallouf se han quedado allí porque creen en servir y tratar de proteger a los cristianos que quedan, y creen que esta región no debe ser abandonada…”.

Lufti enfatizó que los frailes y las familias cristianas consideran de suma importancia su presencia en la zona.

Él dijo: “Tanto los laicos como los frailes allí creen firmemente que están, con su presencia, contribuyendo a fortalecer a la Iglesia para que [la Iglesia] pueda continuar viviendo a través de Su pueblo durante estas atrocidades”.

El 9 de junio Lufti dijo Informes de Roma, "Antes de la guerra, el número de cristianos [en Siria] era de 2 millones, o el 8 por ciento de la población total. Ahora, no tengo una idea.

“No tenemos una estadística exacta de cuántos cristianos hay ahora. Les aseguro que tal vez más de la mitad de toda la población cristiana abandonó el país, lamentablemente”.

El Informe de la ONU Comisión Internacional Independiente de Investigación sobre la República Árabe Siria a principios de octubre dio una indicación de lo que enfrentan los civiles en Idlib.

“En su informe reciente sobre la gobernación de Idlib y el oeste de Alepo, que abarca el período comprendido entre noviembre de 2019 y junio de 2020, la Comisión documentó 52 ataques emblemáticos de todas las partes que provocaron víctimas civiles y/o daños a la infraestructura civil”, dice el informe.

“Estas batallas estuvieron marcadas por crímenes de guerra, incluido el lanzamiento de ataques indiscriminados que causaron la muerte o lesiones a civiles.

“Continuando con los patrones previamente establecidos, la Comisión también documentó ataques contra instalaciones médicas, escuelas y mercados, que privaron a decenas de civiles del acceso a la atención médica, la educación y la alimentación.

Las batallas desplazaron a casi un millón de personas y la comisión encontró que las fuerzas progubernamentales pueden haber perpetrado los crímenes de lesa humanidad de traslado forzoso, asesinato y otros actos inhumanos92 durante las ofensivas en Ma'arrat al-Nu'man (segunda quincena de diciembre de 2019), Ariha (29 de enero de 2020), Atarib (entre el 10 y el 14 de febrero de 2020) y Darat Izzah (17 de febrero de 2020)

“Cuando los civiles huyeron, Hay'at Tahrir al-Sham saqueó sus hogares. En áreas conflictivas bajo su control, miembros de Hay'at Tahrir al-Sham también cometieron crímenes de guerra de asesinato; de dictar sentencias y ejecutar ejecuciones sin sentencia previa pronunciada por un tribunal regularmente constituido; y de tratos crueles, malos tratos y torturas”, dice el informe

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad - punto_img

Debe leer

Últimos artículos