8.3 C
Bruselas
Miércoles, 24 de abril de 2024
OpiniónMarruecos: Aumento del desempleo y las desigualdades socioeconómicas ante el aumento de...

Marruecos: aumento del desempleo y de las desigualdades socioeconómicas ante el aumento de la fortuna del primer ministro

EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD: Las informaciones y opiniones reproducidas en los artículos son propias de quienes las expresan y es de su exclusiva responsabilidad. Publicación en The European Times no significa automáticamente la aprobación de la opinión, sino el derecho a expresarla.

DESCARGO DE RESPONSABILIDAD TRADUCCIONES: Todos los artículos de este sitio se publican en inglés. Las versiones traducidas se realizan a través de un proceso automatizado conocido como traducción neuronal. En caso de duda, consulte siempre el artículo original. Gracias por entender.

Lahcen Hammouch
Lahcen Hammouchhttps://www.facebook.com/lahcenhammouch
Lahcen Hammouch es periodista. Director de Almouwatin TV y Radio. Sociólogo por la ULB. Presidente del Foro de la Sociedad Civil Africana para la Democracia.

Marruecos se enfrenta hoy a varios desafíos, entre ellos:

1. Desempleo y subempleo: el aumento del desempleo, especialmente entre los jóvenes, y la persistencia del subempleo plantean desafíos económicos y sociales.

2. Desigualdades socioeconómicas: Las desigualdades persisten, creando disparidades entre diferentes segmentos de la población y generando preocupaciones sobre la distribución de la riqueza.

3. Pobreza y dificultades económicas: Las crecientes dificultades económicas y las altas tasas de pobreza están desafiando la estabilidad socioeconómica del país.

4. Presiones inflacionarias: La inflación de dos dígitos está presionando el costo de vida, especialmente el de los alimentos básicos, lo que está causando preocupación entre la población.

5. Gobernanza y tecnocracia: una percepción creciente de un gobierno tecnocrático e insostenible, lo que genera preocupaciones sobre la capacidad del gobierno para satisfacer las necesidades de la población.

6. Fractura social: una división creciente entre una población que busca una vida mejor y un gobierno percibido como desconectado de las preocupaciones cotidianas.

7. Incertidumbres políticas: Las incertidumbres políticas también pueden representar un desafío, con expectativas a veces insatisfechas por parte de la población.

8. Clima de negocios: Las reformas económicas para mejorar el clima de negocios y fomentar la inversión son necesarias para estimular el crecimiento económico.

9. Educación y habilidades: Mejorar el sistema educativo y adecuar las habilidades a las necesidades del mercado laboral es esencial para promover el desarrollo sostenible.

10. Seguridad y estabilidad regional: Los desafíos de seguridad y la dinámica regional también pueden influir en la estabilidad de Marruecos.

Resolver estos desafíos requiere un enfoque holístico y coordinado, que combine reformas económicas, sociales y políticas para promover un desarrollo inclusivo y sostenible.

A principios de 2023, Marruecos se enfrenta a un aumento de la tasa de desempleo, que afecta especialmente a los jóvenes. Según datos del Alto Comisionado de Planificación, el número de desempleados aumentó en 83,000, de 1,446,000 a 1,549,000, un aumento del 6%. Este aumento se explica por un aumento de 67,000 desempleados en las zonas urbanas y 16,000 en las rurales.

La tasa de desempleo global aumentó 0.8 puntos, del 12.1% al 12.9%, con marcadas diferencias entre las zonas urbanas (17.1%) y rurales (5.7%). Esta tendencia también es visible por género, con un aumento de la tasa de desempleo entre hombres (del 10.5% al ​​11.5%) y mujeres (del 17.3% al 18.1%).

La juventud marroquí se ve fuertemente afectada, con un aumento de 1.9 puntos en el grupo de edad de 15 a 24 años, pasando del 33.4% al 35.3%. Las personas de 25 a 34 años también experimentaron un aumento de 1.7 puntos, del 19.2% al 20.9%.

El sector de la construcción y las obras públicas creó 28,000 puestos de trabajo, mientras que el sector agrícola, forestal y pesquero registró una caída de 247,000 puestos de trabajo. El sector de servicios también perdió 56,000 puestos de trabajo y el sector manufacturero perdió 10,000 puestos de trabajo.

En general, Marruecos experimentó una pérdida neta de 280,000 puestos de trabajo entre el primer semestre de 2022 y el mismo período de 2023, debido principalmente a la pérdida de 267,000 puestos de trabajo no remunerados y 13,000 empleos remunerados.

El subempleo sigue siendo una preocupación: 513,000 personas están subempleadas en relación con el número de horas trabajadas, lo que representa el 4.9%. Además, 562,000 personas están subempleadas por insuficiencia de ingresos o incompatibilidad con sus cualificaciones, lo que representa el 5.4%. En total, la población activa en situación de subempleo alcanza las 2,075,000 personas, con una tasa de subempleo que aumenta del 9.2% al 10.3%.

La situación económica en Marruecos presenta desafíos en términos de pobreza, con desigualdades persistentes. La población enfrenta dificultades crecientes, mientras que la disparidad económica resalta las desigualdades sociales y genera preocupación sobre la distribución de la riqueza en el país.

De hecho, cada día se profundiza más una profunda división entre una población que aspira a una vida mejor, como se prometió en las últimas elecciones, y un gobierno percibido como tecnocrático y difícil de soportar.

La principal preocupación actual son los altos precios de los alimentos básicos, una preocupación que amenaza con continuar a menos que se adopten medidas concretas y, lamentablemente, parece que en realidad se está haciendo poco.

Ante esta preocupación, el gobierno presenta una cacofonía ministerial, con declaraciones contradictorias. Algunos ministros aseguran que se toman medidas de control y sanción, mientras que otro anima a la denuncia, admitiendo además que las medidas gubernamentales no han tenido el efecto deseado.

Esta impotencia del gobierno ante el aumento de los precios de los alimentos genera preocupaciones sobre la distribución de la riqueza y la capacidad del gobierno para satisfacer las necesidades de la población.

Al mismo tiempo, la fortuna del Primer Ministro marroquí, “Aziz Akhannouch & Family”, que ocupa el puesto 14 según Forbes, se ha disparado. Este aumento de 1.5 millones de dólares con respecto al año anterior, que pasó de 2023 millones de dólares en 1.7 a 2024 millones de dólares en enero de 200, plantea interrogantes sobre la desigualdad económica y la distribución de la riqueza en el país.

L. Hammouch

publicado originalmente en Almouwatin.com

- Publicidad -

Más del autor

- CONTENIDO EXCLUSIVO -punto_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -punto_img
- Publicidad -

Debe leer

Últimos artículos

- Publicidad -