12.3 C
Bruselas
Viernes, 24 de mayo de 2024
EducaciónEn Noruega cuentan las "brujas" quemadas en la Edad Media

En Noruega cuentan las “brujas” quemadas en la Edad Media

EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD: Las informaciones y opiniones reproducidas en los artículos son propias de quienes las expresan y es de su exclusiva responsabilidad. Publicación en The European Times no significa automáticamente la aprobación de la opinión, sino el derecho a expresarla.

DESCARGO DE RESPONSABILIDAD TRADUCCIONES: Todos los artículos de este sitio se publican en inglés. Las versiones traducidas se realizan a través de un proceso automatizado conocido como traducción neuronal. En caso de duda, consulte siempre el artículo original. Gracias por entender.

La Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología presentó los resultados de un estudio que investigó los ensayos con “magos”. Los estudiosos han descubierto que juicios similares en Noruega no terminaron hasta el siglo XVIII y cientos de acusados ​​fueron ejecutados. Según un comunicado de la universidad, la "caza de brujas" estaba muy extendida en Noruega en los siglos XVI y XVII. Según los datos aportados, en aquella época unas 18 personas fueron acusadas de brujería y unas 16 de ellas fueron condenadas a muerte. Muchos de estos desafortunados fueron quemados en la hoguera. Los investigadores también señalan que entre los "magos" ejecutados hay un número significativo de saami. Por ejemplo, de 17 personas condenadas a muerte en Finnmark durante el período mencionado, 750 eran saami. El material para el estudio de los científicos se convirtió en los registros judiciales conservados de esa época. Su estudio permitió revelar algunos detalles de los procesos.

Así, el equipo de la historiadora Ellen Alm ha establecido a partir de registros judiciales que tres sami fueron acusados ​​de brujería: Finn-Kristin, Ann Aslaxdatter y Henrik Meraker. El último de ellos fue finalmente condenado a muerte. "Dado que muchos saami tenían nombres que sonaban noruegos, es posible que hubiera incluso más", señalan los investigadores.

Los historiadores han identificado varias razones potenciales por las que finalmente terminó la terrible persecución de la brujería en el siglo XVIII. Durante los juicios por “brujas” de los siglos XVI y XVII, el uso de la tortura para obtener confesiones era ilegal y a los “criminales” condenados se les prohibía testificar. Esto significaba que una “bruja” condenada no podía revelar los nombres de otras “brujas”. "Pero no es raro que en los casos de brujería la ley haga la vista gorda", afirma la coautora Anne-Sophie Schötner Skaar. – Se utilizó la tortura y las “brujas” condenadas fueron obligadas a nombrar a sus “cómplices”. La letra de la ley se ha interpretado de manera muy diferente y esto ha dado lugar a muchos juicios por “brujas”. “Pero a finales del siglo XVII la práctica judicial empezó a cambiar. Algunos jueces se volvieron más estrictos, exigieron las pruebas necesarias y ya no toleraron el uso de la tortura”.

Hacia finales del siglo XVII, cada vez más jueces comenzaron a seguir la ley, lo que dificultaba llevar los casos de brujería a los tribunales. “¿Cómo se puede probar un supuesto delito si ya no es aceptable obligar a alguien a confesar?” – esta es la pregunta que se hacen los investigadores modernos, señalando que cuando cesó la persecución de la brujería, apareció otro mecanismo de control y lucha. la religión saami: los misioneros aparecieron en escena. “Parece que los misioneros sustituyeron al sistema judicial para 'tratar' con la religión saami y su práctica”, dice Schötner-Skaar. Hay buena evidencia de esto en los relatos de los misioneros del siglo XVIII.

“Algunos de estos relatos misioneros son terribles de leer. Encontramos descripciones de saami dedicados a la “brujería diabólica”. Los relatos de los misioneros muestran que algunos todavía interpretaban la religión saami como brujería y obra del diablo, aunque el sistema judicial ya no parecía interesado en perseguir esto”, dice.

El sacerdote Johan Randulf, autor del manuscrito Neroi, escribió que “los saami del sur tienen muchos dioses diferentes, pero todos pertenecen al diablo: 'Sé que él, junto con todos los demás [dioses saami], es el diablo mismo. ' – así describe el sacerdote a uno de los dioses saami del sur, y también describe el yoik, el estilo de canto tradicional saami, como “la canción de Satanás”.

Foto: Un documento del siglo XVIII contiene información de Margareta Mortendatter Trefault, acusada de brujería / Archivo Digital

- Publicidad -

Más del autor

- CONTENIDO EXCLUSIVO -punto_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -punto_img
- Publicidad -

Debe leer

Últimos artículos

- Publicidad -