20.4 C
Bruselas
Domingo, agosto 7, 2022

Comisión parlamentaria: Abstenerse de aprobar textos legales sobre prácticas coercitivas en entornos de salud mental

EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD: Las informaciones y opiniones reproducidas en los artículos son propias de quienes las expresan y es de su exclusiva responsabilidad. La publicación en The European Times no significa automáticamente la aprobación de la opinión, sino el derecho a expresarla.

Más del autor

Un nuevo informe y resolución que fue considerado y adoptado en el Comité de Asuntos Sociales, Salud y Desarrollo Sostenible de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa este jueves enfatiza la necesidad de una legislación de salud mental que cumpla con los derechos humanos. La resolución reafirma el compromiso de la Asamblea Parlamentaria para poner fin a la coacción en la salud mental.

La autora parlamentaria del informe, la Sra. Reina de Bruijn-Wezeman, dijo los tiempos europeos, Que el informe es sobre la desinstitucionalización de las personas con discapacidad. Y añadió, pero también es una continuación de mi último informe sobre “Poner fin a la coerción en salud mental: la necesidad de un enfoque basado en los derechos humanos”, que condujo a la adopción unánime de resolución 2291 y Recomendación 2158 en 2019, y que también contó con el apoyo del Comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa.

"Si bien este informe no es el lugar para analizar el texto legal sobre la protección de las personas sometidas a medidas involuntarias en psiquiatría, que actualmente está siendo considerado por el Comité de Ministros del Consejo de Europa, en profundidad, creo que es mi deber recordar que este Protocolo, a los ojos de la Asamblea, el Comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, los mecanismos y órganos responsables de las Naciones Unidas, y organizaciones representativas de personas con discapacidad y organizaciones de la sociedad civil que defienden los derechos de las personas con discapacidad, va en la dirección equivocada”, señaló la Sra. Reina de Bruijn-Wezeman.

En el informe, agregó que la aprobación del texto legal (protocolo adicional) sobre medidas involuntarias “dificultaría la desinstitucionalización de las personas en los servicios de salud mental. Esta es la razón por la que mi informe tocará este tema."

Individuos vulnerables

Los informes establecieron que las personas con discapacidad son algunas de las personas más vulnerables de nuestra sociedad. Observó que la institucionalización en sí misma debe ser reconocida como un derechos humanos violación.

“Ser colocado en instituciones pone a las personas con discapacidad en mayor riesgo de sufrir violaciones de derechos humanos sistémicas e individuales y muchas experimentan violencia física, mental y sexual. A menudo también están sujetos a negligencia y formas severas de restricción y/o “terapia”, que incluyen medicación forzada, aislamiento prolongado y electrochoques”, señaló la Sra. Reina de Bruijn-Wezeman.

Explicó: “Muchas personas con discapacidad son privadas injustamente de su capacidad jurídica, lo que dificulta la impugnación del trato que reciben y su privación de libertad, así como sus arreglos de vivienda”.

La Sra. Reina de Bruijn-Wezeman agregó: “Desafortunadamente, varios Consejos de Europa Los Estados miembros aún dudan en cerrar instituciones residenciales y desarrollar servicios comunitarios para personas con discapacidad, argumentando que el cuidado institucional es necesario para personas con discapacidades múltiples o 'profundas', o para personas con 'trastorno mental' (como las llama el CEDH ) por motivos espurios de que pueden representar un peligro para la seguridad pública o que sus propios intereses pueden hacer necesaria su detención en una institución”.

El comité pide a las partes interesadas que no respalden el texto sobre la colocación involuntaria

Luego de una investigación y trabajo de casi dos años que incluyó una audiencia pública compuesta de tres sesiones, el Comité ahora adoptó por unanimidad el informe y una resolución basada en los hallazgos.

La resoluciónnota final de punto,

“En consonancia con la Resolución 2291 (2019) y la Recomendación 2158 (2019) adoptadas por unanimidad sobre 'Poner fin a la coerción en la salud mental: la necesidad de un enfoque basado en los derechos humanos', la Asamblea insta a todas las partes interesadas, incluidos los Estados miembros del Consejo de Europa gobiernos y parlamentos, que no apoyen ni respalden proyectos de textos legales que dificultarían una desinstitucionalización exitosa y significativa, y que van en contra del espíritu y la letra de la ONU Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad (CRPD) – como el proyecto de Protocolo Adicional al Convenio de Oviedo relativo a la protección de los derechos humanos y la dignidad de las personas en relación con el internamiento y el tratamiento involuntarios en los servicios de salud mental. En cambio, los llama a adoptar y aplicar el cambio de paradigma de la CDPD y garantizar plenamente los derechos humanos fundamentales de todas las personas con discapacidad”.

El informe debe ser debatido por la Asamblea en su sesión de abril, cuando tomará una posición final.

Logotipo de la Serie Europea de Derechos Humanos 300x154 - Comisión parlamentaria: abstenerse de respaldar textos legales sobre prácticas coercitivas en entornos de salud mental
- Publicidad -
- CONTENIDO EXCLUSIVO -punto_img
- Publicidad -
- Publicidad - punto_img

Debe leer

Últimos artículos

Lector de página Presione Enter para leer el contenido de la página en voz alta Presione Intro para pausar o reiniciar la lectura del contenido de la página en voz alta Presione Entrar para dejar de leer el contenido de la página en voz alta Soporte del lector de pantalla